21 mar. 2014

Los Fondos Públicos. Una comparación entre México y la Unión Europea

A pesar de los avances en el reconocimiento de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) como entidades que hacen actividades de interés público, en México no se ha promovido una cultura para que las dependencias gubernamentales identifiquen y reconozcan a las OSC como agentes de cambio social y por lo tanto, sean sujetas de estímulos por parte del gobierno.

Entre las limitantes para que las OSC lleven a cabo su trabajo diario se encuentra su capacidad para generar recursos propios, debido a las restricciones fiscales, en las dificultades para obtener donaciones privadas, porque no existe un entorno propicio que incentive la filantropía y la asignación de recursos públicos, consecuencia de la falta de políticas públicas de fomento al sector[1].

En lo referente al fomento de las OSC, se logró un gran avance con la entrada en vigor de la Ley Federal de Fomento a las Actividades Realizadas por Organizaciones de la Sociedad Civil (Ley de Fomento). En ésta se establece  como derecho de las OSC el acceder a los apoyos y estímulos públicos de distintas dependencias de la Administración Pública Federal y paralelamente se establecen las obligaciones que deben cubrir para acceder a dichos fondos públicos.


Pero, ¿qué son los fondos públicos? Éstos se pueden definir como los recursos financieros que se generan por la prestación de bienes y servicios de las dependencias de la Administración Pública Federal.

En México, los recursos públicos representan el 8.5% del presupuesto de las OSC, lo cual puede ser visto como algo positivo o negativo. Es positivo porque significa que las OSC trabajan independientemente de tener o no recursos gubernamentales;  incluso su trabajo puede que no sea prioritario en la agenda gubernamental, pero gracias a que inciden en distintas arenas políticas se logra posicionar su agenda y así crear una agenda pública. Pero es negativo en el sentido que, todavía no existe en el país un ambiente propicio sólido para que las OSC que recién se constituyen puedan trascender y generen cambios sociales; mientras que, las OSC con cierta trayectoria se centran en diversificar sus fuentes de ingreso para poder llevar a cabo sus proyectos.

En México, los recursos públicos representan el 8.5% del presupuesto de las OSC, lo cual puede ser visto como algo positivo o negativo. Es positivo porque significa que las OSC generan recursos propios independientemente de tener o no acceso a los gubernamentales;  incluso su trabajo puede que no sea prioritario en la agenda gubernamental, pero gracias a que inciden en distintas arenas políticas se logra posicionar sus temas y así crear una agenda pública. Pero es negativo en el sentido que, todavía no existe en el país un ambiente propicio sólido para que las OSC que recién se constituyen puedan trascender y generen cambios sociales; mientras que, las OSC con cierta trayectoria se centran en diversificar sus fuentes de ingreso para poder llevar a cabo sus proyectos.


El caso de los fondos públicos en los países miembros de la Unión Europea (UE) es interesante. En primera, la UE es consciente de la importancia de las OSC para el desarrollo democrático, económico, político y social de los Estados, es por ello que incentiva con recursos públicos al sector. En segunda, el destino de un porcentaje considerable de los fondos públicos que se asigna a las OSC se destina a programas de cooperación internacional; es decir, que los recursos públicos que obtienen apoyan a causas sociales en otros países. Caso contrario al de México, donde los fondos públicos que obtienen las organizaciones deben destinarse en su totalidad al cumplimiento de su objeto social en el país.

Por un lado, las OSC en los  países de la UE tienen un fuerte apoyo del Estado para el desarrollo de sus actividades, principalmente, porque son reconocidas como agentes promotores del cambio social. Sin embargo, dentro de los países miembros de la UE hay discrepancias en la asignación de recursos públicos a las OSC. Por ejemplo, en España y Austria los recursos públicos representan el 60% de sus ingresos, en Dinamarca y Holanda es el 40%, en Luxemburgo el 75%, en Suecia el 80% y en Italia el 90%. Las cifras anteriores se contrastan con el caso de Alemania, donde los fondos públicos constituyen el 6% de los recursos de las OSC, ya que las OSC alemanas tratan de mantenerse independientes del Estado[2].

País
% de los fondos públicos a su presupuesto
México
8.5 %
España
40 %
Austria
40 %
Dinamarca
60 %
Holanda
60 %
Luxemburgo
75 %
Suecia
80 %
Italia
90 %
Fuente: Elaboración propia a partir de Verduzco (2009) y CICODI.

Por otro lado, las OSC pueden obtener recursos públicos de las instituciones de la UE. Las OSC de Francia, Grecia y Portugal dependen en un alto porcentaje de los fondos públicos de la UE, los cuales están regulados por el Comité Económico Social Europeo (CESE). El CESE además de encargarse de la distribución de los fondos públicos de la UE, representa al sector en el nivel comunitario y su trabajo ayuda a crear un ambiente propicio para éstas.

Algunas reflexiones van en el sentido de entender la dinámica de distribución de fondos públicos a las OSC en México y en la UE. En el caso de México, el Estado aún no acaba por reconocer la importancia del trabajo de las OSC para el desarrollo social, mejorar las políticas públicas, favorecer la transparencia y la rendición de cuentas. Mientras que en la Unión Europea las OSC son vistas como promotores del cambio social, del fortalecimiento del Estado de derecho, del acceso a la transparencia y a la rendición de cuentas.




[1] María Isabel Verduzco, et al, Fondos Públicos para las Organizaciones de la Sociedad Civil. Análisis del Programa de Coinversión Social, México, Alternativas y Capacidades, A.C, 2009, p. 57.
[2] Las cifras mostradas corresponden al estudio del Centro de Integración, Cooperación y Desarrollo Internacional, Visión general de la Cooperación Civil de la Unión Europea con América Latina, [en línea], Argentina, CICODI, Dirección URL: http://www.cicodi.org/PublicacionesPorCategoria.aspx?CategoriaId=8

LOS MÁS LEÍDOS