21 abr. 2014

Apoyos y estímulos a las Organizaciones de la Sociedad Civil

La Ley Federal de Fomento a las Actividades Realizadas por Organizaciones de la Sociedad Civil (Ley de Fomento) establece que las agrupaciones y las organizaciones legalmente constituidas que llevan a cabo alguna de las actividades reconocidas por la Ley tienen derecho al acceso de apoyos y estímulos para el fomento de sus actividades. (Artículo 3 y 6, Ley de Fomento). La cuestión es determinar o interpretar a qué se refiere la legislación con “apoyos o estímulos que fomenten sus actividades”. 

En la página del Sistema de Información del Registro Federal de las Organizaciones de la Sociedad Civil (www.corresponsabilidad.gob.mx) se refiere a los apoyos y estímulos como “el esfuerzo de proporcionar a las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) información veraz y oportuna de apoyos y/o acciones de fomento que realiza la Administración Pública Federal (APF) en sus diversas dependencias”. En la práctica, los apoyos y estímulos que las dependencias gubernamentales otorgan a las OSC se clasifican como económicos, en especie, capacitación presencial o a distancia, asesoría, servicios, difusión, concertación y coordinación. Los apoyos y estímulos económicos se refieren a los recursos públicos asignados a OSC por parte de la APF, los cuales pueden canalizarse mediante subsidios o donativos de acuerdo a Ley de Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH).

Los “subsidios se refiere a las asignaciones de recursos federales previstas en el Presupuesto de Egresos que, a través de las dependencias y entidades, se otorgan a los diferentes sectores de la sociedad, incluidas las OSC. En el caso de los subsidios estos deberán sujetarse a criterios de objetividad, equidad, transparencia, publicidad, selectividad y temporalidad. Para ello las dependencias que los otorguen deben diseñar un programa y elaborar  Reglas de Operación que rijan su funcionamiento.  (Artículo 75. LFPRH)

Los “donativos” no tiene una definición en la LFPRH, pero menciona que para el caso específico de los donativos debe tratarse de asociaciones no lucrativas, que estén al corriente de sus obligaciones fiscales y presenten un proyecto que justifique y fundamente la utilidad social de sus actividades."(Robledo, M. 2007)

Algunos aspectos que determina la LFPRH como subsidios y donativos:

Donativos
Subsidios
Los ejecutores de gasto podrán otorgar donativos cuando estos recursos sean aprobados por la Cámara de Diputados.
Los subsidios deberán sujetarse a los criterios de objetividad, equidad, transparencia, publicidad, selectividad y temporalidad.
Los donativos deberán ser autorizados en forma indelegable por el titular del respectivo ejecutor de gasto.
Se señalan en el Presupuesto de Egresos los programas a través de los cuales se otorguen subsidios y aquellos programas que deberán sujetarse a reglas de operación.
Deberán solicitar a los donatarios que, aparte de ser asociaciones no lucrativas, demuestren estar al corriente en sus respectivas obligaciones fiscales, y que sus principales ingresos no provengan del Presupuesto de Egresos.
Se debe procurar que el mecanismo de distribución, operación y administración de los subsidios  otorgue acceso equitativo a todos los grupos sociales y género.

 Elaboración propia


Esta reflexión sobre lo que determina la legislación y lo que se lleva a la práctica en la asignación de recursos públicos a las OSC nos lleva a cuestionarnos si existen mecanismos claros y eficientes para su asignación por parte de las dependencias de la APF. En posteriores artículos profundizaremos acerca de la regulación y transparencia con la que se asignan los subsidios y donativos, nos adentraremos  al manejo de éstos por parte del gobierno, haciendo un recuento de prácticas y emitiendo propuestas para encontrar formas institucionales de garantizar  su asignación objetiva. 

LOS MÁS LEÍDOS